¿Cómo mantener fresca tu casa en verano?

Me acuerdo cuando era niña y pasaba gran parte del verano en el pueblo familiar. Recuerdo como después de comer no había ni un alma por la calle no solo debido a la “sagrada siesta” sino también al calor que hacía. Tengo la imagen de aquellas persianas alicantinas, normalmente de color verde, totalmente desenrolladas en ventanas y balcones y que constituían el paisaje del pueblo a aquellas horas de la tarde.

Por aquel entonces no existía el aire acondicionado (al menos allí en el pueblo) ni siquiera los ventiladores del techo y la gente se refrescaba con un botijo y un abanico y entrabas en las casas y estaban fresquitas pese al calor que hacía fuera. Ellos sabían muy bien refrescar sus hogares.

Deberíamos aprender más de ellos. Ahora tenemos estupendos ventiladores y aire acondicionado, pero en vista de cómo se está poniendo la factura de la luz, deberíamos tomar nota de unos cuantos consejos para refrescar la casa de forma natural y barata.

Cerrar ventanas, bajar persianas y toldos

Mucha gente piensa que es mejor dejar las ventanas abiertas prácticamente todo el día para que entre el fresco, pero si afuera lo que hace es calor, lo que entrará es calor.

Si cerramos las puertas, bajamos las persianas en las horas centrales del día (o cuando da el sol en esa ventana) y ponemos toldos o pérgolas lograremos bajar la temperatura de la habitación un par de grados.

 

Ventilar y montar corriente

Debemos ventilar la casa SOLO a primera hora de la mañana y al anochecer.

Dejar las ventanas abiertas durante todo el día solo hará que entre más calor y que se llene la casa de moscas y mosquitos.

En el momento de ventilar también es importante que dejemos abiertas las puertas de las estancias, así lograremos “montar corriente” que hará que el fresquito del exterior circule por toda la casa y renovemos el aire en todas las estancias.

No hay nada más placentero que la entrada de aire fresco en una casa calurosa y “recalentada”.

Ventilador

Tanto los de techo como los portátiles son ideales y gastan mucho menos que el aire acondicionado. Además de ser menos dañinos para las vías respiratorias que el aire acondicionado. Ahora mismo hay multitud de modelos en el mercado que no hacen nada de ruido que era el mayor problema que tenían estos aparatos hace unos años.

Optar por bombillas led

Las luces incandescentes gastan un 20% de su energía en el calor que desprenden por lo que optar por cambiarlas a bombillas led nos aportara múltiples beneficios. En primer lugar (y casi el más importante) lograremos ahorrar en la factura de la luz, pero es que además las bombillas led son más ecológicas, decorativas, eficaces y seguras.

Cambiar las sabanas

Ya hablamos hace unas semanas del cambio de armario y de la limpieza de primavera en la casa. En ese momento es cuando se tienen que recoger todas las mantas, nórdicos, alfombras etc.… esto nos dará una sensación de ligereza y frescor en la casa, pero si además tus sabanas que has utilizado durante el invierno son de poliéster o mezcla, ahora toca poner sabanas fresquitas de algodón. Notarás el cambio cuando te metas en la cama en las calurosas noches de verano.

Lo importante es elegir unas sabanas en verano es optar por unas de algodón 100% y no utilizar las que son mezcla 50% algodón-50% poliéster. Estas últimas son más fáciles de planchar pero no nos proporcionarán ese frescor que deseamos.

Evitar usar algunos electrodomésticos por el día.

Y no porque es cuando la tarifa de la luz está más disparada (que también) sino porque hay algunos electrodomésticos que suben un par de grados más la temperatura de la habitación donde se encuentren por ejemplo la lavadora, el lavavajillas o sobre todo la secadora.

El horno es también una fuente importantísima de calor, pero como no tiene sentido ponerlo por la noche, procura cerrar la puerta de la cocina cuando lo tengáis en marcha para evitar que su calor salga por la casa.

 Regar las plantas

Es importante refrescar toda la parte de fuera de la casa para evitar que entre más calor dentro.

Si disponemos de un balconcito o terraza poner plantas es una buena idea. Además de lo bonitas que son y lo que embellecen el balcón, al regarlas refrescará la fachada de la casa y por lo tanto entrará menos calor al interior.

 

 

 

Y ahora sí. Con estos consejos espero que disfrutéis de un verano fresquito y sobre todo con mucha salud!

 

¡Gracias por leerme y compartir!

 

Laura Calleja

Selección personal doméstico

Organizadora Profesional

¿Cuándo necesitan un cuidador las personas mayores?

Parece que fue ayer cuando éramos niños y nos cuidaban y después cuando han cuidado de nuestros hijos de manera abnegada. Gracias a ellos hemos podido conciliar. Pero el tiempo vuela y ahora son ellos los que necesitan de los mejores cuidados. Y de nuevo los agobios, las preocupaciones y la eterna culpa de no poder conciliar. De no llegar a todo.

Porque cuando hablamos de conciliación solemos pensar en el cuidado de los niños. Pero llega un momento en nuestras vidas que son nuestros mayores, nuestros padres y abuelos los que necesitan más cuidados que antes. Son cuidados que, en la mayoría de los casos no podemos ofrecerles por nuestras obligaciones labores y familiares. Llega un momento que sus vidas cambian, bien por una enfermedad, bien porque han enviudado, bien porque sus capacidades psicomotoras no son las mismas. Es en ese momento cuando los hijos nos preocupamos y pensamos que necesitan ayuda. Pero ¿Cómo saber cuándo ha llegado ese momento?

¿Qué tipo de señales nos pueden avisar?

Cuando recibimos la llamada de algún cliente solicitando un cuidador para su familiar siempre llaman preocupados porque, aunque nunca han necesitado ayuda, han advertido alguno de estos comportamientos que les ha puesto en alerta.

Debemos estar atentos a las siguientes señales que nos pueden avisar de que nuestros padres o abuelos ya no son tan autosuficientes como lo han sido siempre y podrían necesitar ayuda:

  • Notar un desinterés por cosas que antes les hacía ilusión (pasear, ir al cine, arreglarse) o por personas que les hacía ilusión (visitar a los nietos, ir a tomar café con las amigas.)
  • Notar cierto abandono en la higiene personal y de la casa.
  • Notar un principio de demencia o estar diagnosticado con deterioro cognitivo
  • Notar ciertos olvidos como tomar la medicación, dejar el grifo del agua abierto o no recoger las vueltas en las compras.
  • Ser diagnosticado con patologías crónicas que requieren un cuidado de atención diarios
  • Enviudar y haber sido dependiente del cónyuge fallecido.
  • Caídas frecuentes o movilidad limitada.

 

El convencimiento

Las personas mayores, si nunca han tenido en su casa ayuda domestica son muy muy reticentes a que alguien ajeno a la familia vaya a su casa a cuidarles o a realizarles tareas domésticas.

Ellos siempre van a decir que son autónomos, que siempre se han manejado perfectamente bien sin ayuda y que no necesitan a nadie. Y realmente es difícil convencerles de lo contrario.

Llegado a ese punto, cuando se niegan en rotundo es mejor no insistir y volver con el tema en otro momento haciéndoles ver lo bien que estarían atendidos en su casa. Se puede poner de ejemplo algún conocido que haya contratado recientemente un cuidador y la manera en que le ha cambiado la vida desde que tiene ayuda. Hay que intentar convencerles poco a poco y no imponérselo a la fuerza pues no conseguiríamos nada a largo plazo.  Porque son ellos los que tienen que estar convencidos.

La experiencia nos demuestra que, superado el primer escollo de convencerles, es lo mejor para ellos y una vez aceptado y superado los primeros días de convivencia con la nueva empleada/o toda la familia respira tranquila, incluido ellos porque encuentran en su nuevo cuidador una persona en la apoyarse, que no solo les ayuda, sino que además les hace esa compañía que muchas veces necesitan.

“Ha sido difícil convencer a mi madre de que necesitaba ayuda en casa. Se quedo viuda y no quería contratar a nadie que le ayudara. Yo me asustaba cada vez que llamaba y no contestaba al teléfono, cuando contratamos a Mirta todos descansamos. Ella está feliz y nosotros más tranquilos” (Testimonio de Carmen, clienta de Amalva)

Si precisas más información o tienes cualquier otra duda sobre cuándo y cómo contratar un cuidador para algún familiar contáctame. Estaré encantada de ayudarte.

¡Gracias por leerme y compartir!

 

 

Laura Calleja

Selección personal doméstico

Organizadora Profesional

 

 

 

Limpieza de primavera II. Armarios

Continuamos con la Limpieza de Primavera. Ya os dije que no era cuestión de un ratito. Y creí necesario dividirlo en dos posts pues bien merece un capitulo aparte los Armarios. Su limpieza, cambio de ropa de temporada y su orden.

En este sentido es muy importante, tal como dijimos en el post anterior la planificación y reservar un día, una tarde o una mañana para dedicarte en exclusiva a ello, tomártelo con calma y como algo placentero.

Una vez que has decidido un día. Ponte música que te guste, y a por ello

Preparación

 

Hazte con el kit que necesitaras:

  • Bolsas de basura
  • Bayetas, aspiradora de mano, limpiador multiusos
  • Es el momento de hacerte con perchas nuevas y a ser posible que sean todas iguales.
  • Recursos de Orden. Ver si vas a necesitar cestas o cajas para el paso 4.

Paso 1. Vaciar TODO el armario

¿Qué queréis que os diga? Este paso es el que más me gusta. El vaciar tu armario y poner TODO encima de la cama, en contra de lo que opina mucha gente que es la parte más caótica (debido a que es cuando realmente está todo más desorganizado y tu habitación es cuando parece un bazar) a mí me parece la parte más liberadora, y me encanta el hecho de ver toooodo lo que tengo cuando siempre decimos “no tengo ropa”.

Una vez vaciado todo es el momento de la limpieza interior del armario. Baldas, barras, zapateros, cajones por dentro y fuera…se le pasará un trapo humedecido y el aspirador en aquellos rincones menos accesibles como los zapateros o los maleteros superiores que normalmente es donde se acumula más polvo.

Paso 2. Desechar

Lo sé. Esta es la parte más difícil, pero hazme caso es casi la más importante para que el resultado final sea el esperado (un armario, ordenado, desahogado, práctico y armónico) aquello que no te has puesto, no te gusta, no te queda bien (ni te va a quedar próximamente asúmelo) o simplemente está desfasado, roto, con ciertas manchas que ya no se van etc.… Desechar no significa tirar. En realidad, en esta fase deberíamos hacer 3 montones en cada una de las bolsas que has preparado anteriormente:

TIRAR. Aquello que está roto sin posibilidad de arreglo, lo que está desteñido, encogido o dado de sí….

ARREGLAR. Es el momento de enviar a poner tapas a esos zapatos que llevan meses sin arreglar o enviar a arreglar ese botón del abrigo, o ese bajo de la falda descosido.

DONAR. En esta bolsa pondremos todo lo que está en buen estado pero que has decidido no quedarte. Si no están pensando en nadie cercano que pueda estar interesado y quieres donarlo a alguna ONG, en Internet encontraras un montón de ellas seguro que cerca de tu casa y que están deseando recibir donaciones.

Paso 3. Guardar ropa de invierno, sacar la de verano

Una vez que hemos decidido con qué ropa nos quedamos, la reservamos en un rincón para guardarla en los mismos contenedores en los que tenemos guardados ahora la ropa de la temporada pasada y la que nos disponemos a colocar en el armario.

Sacamos la ropa de primavera/verano. También la agruparemos por categorías (faldas, pantalones, shorts, camisetas etc.) y la dejaremos lista en la cama para colocarla en el armario.

Una vez vaciados los contenedores guardaremos la ropa de invierno doblada y agrupada por categorías. Cerramos los contenedores y los guardaremos en el sitio asignado para ello, (altillo de armario, debajo de la cama, canapé bajo cama etc.)

Colocar la ropa por categorías me parece una forma muy practica de colocarla. Además, las faldas necesitan perchas distintas a la de las americanas o los Pantalones. Los jerséis se colocan en un sitio distinto al resto de las prendas.

Hay personas que organizar el armario por looks o conjuntos y, a mi parecer, si bien es más práctico a la hora de vestirse cada mañana, a la hora de ver el armario colocado es menos armónico y es más difícil utilizar el recurso o la percha adecuada para cada prenda.

Paso 4. Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa

Utilizar recursos de orden como cestas, separadores, cajas etc.… Afortunadamente en el mercado podemos encontrar un montón de recursos de orden diseñados para hacer que este paso sea más fácil y las prendas estén colocadas de una manera práctica y organizada.

Que cada prenda u objeto tenga un sitio asignado en el armario y un “espacio dedicado exclusivamente a ese objeto” es la clave de que el orden se mantenga en el tiempo.

Cajas para zapatos Ikea

También son una solución cuando en el armario no disponemos de muchos cajones y/o baldas.

¡Atención!: Siempre mide el espacio antes de comprar las cajas o cestas que vayas a poner.

Paso 5. Armonía visual

El orden en el armario tiene que ser muy visual. No solo tiene que estar ordenado, sino tiene que parecerlo.

 

Puedes tener el armario colocado, pero si creas una armonía visual quedarás mucho mas satisfecha con el resultado. Aquí te doy algunos tips para crear esa armonía visual.

 

  • Perchas iguales y orientadas hacia un mismo lado
  • Ordenar las categorías por gamas de colores de más claros a más oscuros
  • Utilizar cajas iguales y si es necesario utilizar etiquetas para marcar las cestas indicando el contenido
  • No recargar de ropa. Si queda algún hueco mejor que mejor. No intentes llenar huecos solo por llenar. No solo quedará más bonito visualmente, sino que cuando vayas de compras tendrás sitio para ese nuevo capricho.

 

Espero que, con estos consejos, este año incluso disfrutes del cambio y limpieza de Armario. Y ya sabes. Si no tienes tiempo, o ganas y necesitas ayuda contacta conmigo!.

 

¡Gracias por leerme y compartir!

 

 

Laura Calleja

Selección personal doméstico

Organizadora profesional

La limpieza de primavera

A estas alturas seguro que ya has leído mucho sobre la Limpieza de primavera. Es necesario hacer una limpieza general y profunda a toda la casa.

Normalmente se dice que son dos las limpiezas a fondo que hay que hacer al año en una casa. En primavera y en otoño. Estoy de acuerdo, pero yo personalmente le doy más importancia a la de primavera que a la de otoño. ¿Por qué? Porque durante el invierno la casa ha estado más cerrada y expuesta a la calefacción, chimeneas etc. Todo esto produce una acumulación de polvo, ácaros y suciedad en general que se va depositando en techos, paredes, cristales, zócalos etc. Precisamente en esos sitios que no se limpian habitualmente.

No te voy a engañar.  Una buena limpieza de primavera no se realiza en un par de días. Obviamente dependerá del tamaño de la vivienda, del número de personas que conviven en ella, si hay animales domésticos o no etc.… pero hay que ser concienzudo en esta limpieza. Cuando termines lo agradecerás y sentirás una gran sensación de paz y bienestar.

Primeros pasos. ¿Por dónde empiezo?

 

Paso 1. Planificación

 

  • Establece un día y un tiempo determinado para cada estancia. Piensa bien el tiempo para cada habitación. No es lo mismo la limpieza a fondo de la Cocina o el Salón que de un cuarto de baño.
  • Revisa los productos de limpieza que necesitaras y mira los que ya tienes o los que tienes que comprar. También revisa los utensilios de limpieza (bayetas, fregonas, estropajos, trapos, plumeros etc.)
  • Colaboración de los miembros de la familia. Establece aquí también un plan de acción y decide que tareas van a realizar cada miembro. Fija un día determinado para que se lo reserve cada uno en sus agendas y no tengan así “excusas”.

Paso 2. Método de limpieza.

Establecer un orden es de vital importancia. Puedes hacerlo de la manera que mejor se adapte a ti o que ya vengas haciendo normalmente. Yo aconsejo realizar la limpieza de las estancias siempre de arriba hacia abajo. Así toda la suciedad de las partes altas cae al suelo y este debe ser lo último que limpiemos. ¿Cuál sería entonces una óptima manera de limpiar una habitación?

 

  • Techos, paredes y lámparas. Si no tenemos un sistema de aspiración que permita acceder a los rincones más altos, utilizaremos una escoba cubierta con un trapo y pasaremos con ella los techos. A continuación, limpiaremos la lámpara o bien con un plumero quitando solo el polvo o bien con un trapo humedecido si está más sucia. Quitaremos todos los cuadros que tenga la habitación y pasaremos también cada pared para quitar el polvo. Aprovecharemos para limpiar cada cuadro antes de volver a colocarlos.

 

  • Cortinas, ventanas. Descolgaremos las cortinas y/o estores de la habitación. Mientras se lavan en la lavadora (a 30 grados, sin suavizante y corto centrifugado) se continuará con la limpieza de persianas y marcos de las ventanas con agua y amoniaco o agua y jabón neutro. Secar bien. Las cortinas se colgarán de nuevo nada más sacarlas de la lavadora para que no se arruguen.

 

  • Estanterías y librerías. Vaciar cada estante y limpiarlo (siempre de arriba hacia abajo) y pasar un trapo o un plumero a los libros que tengamos y/o las fotos u otros objetos de decoración.

  • Radiadores, rodapiés, zócalos. Pasar aspirador o trapo humedecido con agua jabonosa si hubiera manchas más difíciles.
  • Sofás, camas. Si es posible desenfunda el sofá y lava las fundas en la lavadora. Si no, espolvorear bicarbonato, dejar reposar un tiempo (1 hora aprox.) y pasar a continuación el aspirador. Este mismo proceso se puede hacer también con el colchón de la cama. Es el momento de retirar mantas, nórdicos, lavarlos o enviarlos a la tintorería y guardarlos. Sustituirlo por colchas más ligeras.
  • Alfombras. Retirarlas y enviarlas a limpiar. Si tienes poco espacio en casa, una buena opción es pedir que te guarden las alfombras hasta el otoño.

Paso 3. Armarios

Este paso merece un capítulo especial por su complejidad. Es muy difícil que por ejemplo en un día limpies a fondo tu dormitorio y también hagas el cambio de armario de tu ropa, puede que lo hagas, pero no lo harás correctamente, lo harás con prisas y agobios y no es eso de lo que se trata.

 

La limpieza y la organización requiere su tiempo y los agobios y estrés que nos provoca en muchas ocasiones lo produce las prisas que tenemos por terminar. Hazme caso y sigue este consejo, planifica, tómatelo con calma y como algo que te reportará paz y armonía en tu hogar y sobre todo dedica el tiempo que se merece esta labor.

Una vez que tengas la habitación perfectamente limpia, dedica otro día solo al armario. O al revés. Limpia y organiza tu armario un día y otro día haz la limpieza a fondo de ese cuarto.

Yo continuare en el siguiente blog con la Limpieza de primavera II en donde hablare sobre el cambio de armario, orden y planificación de los armarios de ropa, de cocina, de la despensa etc.…No os lo perdáis.

 

 

¡Gracias por leerme y compartir!

 

 

Laura Calleja

Selección personal doméstico

Organizadora Profesional

Cómo organizar una mudanza

No conozco a nadie que le gusten las mudanzas (y que no sea organizadora profesional claro). Yo no me he mudado más que dos veces en mi vida adulta. Y digo vida adulta porque es cuando en realidad “sufrimos” las mudanzas. En mi infancia y adolescencia me he mudado 4 veces, pero mis padres ya llevaban un par de mudanzas más antes de nacer yo. No es de extrañar que siempre oyera hablar a mi madre de que las mudanzas eran una auténtica pesadilla. ¡Quien le iba a decir que su hija trabajaría como organizadora profesional y tendría que organizar mudanzas!
Gracias a Dios el proceso de la mudanza ha cambiado mucho en todos estos años y ahora, la profesionalidad de las empresas de mudanza hace que todo sea más fácil con su servicio integral de “casa a casa”. Cuentan con recursos de almacenaje y de transporte verdaderamente sofisticados y realmente confías en ellos porque realizan su trabajo con mucho rigor.

Aun así, para tu propia salud mental y para facilitar la labor de la empresa de mudanzas te propongo varios pasos a dar para que el proceso lo recuerdes con menos estrés y sin dramas.
Yo distingo 3 fases en el proceso de una Mudanza.

La Pre-Mudanza

Es un paso clave. De cómo realicemos este paso dependerá de que los siguientes sean más fáciles. En esta fase destaco dos tareas fundamentales:
• El descarte, es decir decidir qué llevamos y qué no llevamos a la nueva casa. Lamentablemente esta labor solo solemos realizarla cuando nos mudamos: realizar una limpia y un descarte importante de cosas que tenemos y que no usamos, no nos gustan ya, están deterioradas y/o simplemente no sabíamos ni que existía debería ser una labor para programar 1 vez al año independientemente de que te vayas a mudar o no. El descarte es una tarea muy laboriosa. No solo físicamente sino psicológicamente. Es difícil tomar este tipo de decisiones sobre todo cuando nunca se ha hecho y nos hemos limitado a trasladar objetos y cosas de una casa a otra y nunca lo hemos usado. Es muy típico ir a realizar una nueva mudanza y tener en el trastero o en el garaje cajas sin abrir de la mudanza anterior y no tener ni idea de lo que hay en el interior de esa caja. Pues bien, si no realizamos el descarte en esta fase nos volverá a pasar.

 

 

La organización y planificación del traslado de los enseres. No me refiero al traslado de muebles que eso está muy claro, sino a TODO lo que tenemos en cajones, armarios, estanterías, cajas de almacenaje etc.… Se trataría de “adelantar” el trabajo que haríamos una vez que las cajas hayan llegado al nuevo destino. Se trataría de tener muy claro antes donde vas a ubicar cada cosa. Para eso propongo:

– Asignar un color a cada estancia. Por ejemplo azul para la cocina
– Enumerar cada armario y/o cajón de cada estancia de la nueva casa por ejemplo “Armario numero 5”
– Decidir previamente que la caja que contiene cazuelas va a ir al armario 5.
– Etiquetar cada caja con pegatina de color correspondiente y el numero del armario correspondiente. Por ejemplo, la caja de las cazuelas llevara una pegatina azul y el numero 5.

– Además, es el momento de decidir qué recursos de orden y organización necesitaremos para cada caso y tenerlo ya comprado y preparado en la nueva casa.

 

La Mudanza

Si el paso anterior lo hemos realizado correctamente, en realidad esta es la fase en la que menos “trabajamos” pues es labor propiamente dicha de la empresa de mudanzas.

 

La Post-Mudanza

En esta fase debemos de emplear toda nuestra energía física y mental. Es una fase en la que normalmente parece que todo ha terminado, tenemos prisa por colocar todo y dejar de ver cajas amontonadas. Pero es un error. Piensa que tal como coloques ese día las cosas así se van a quedar por los siglos de los siglos… Por eso es importante realizar una organización y planificación correcta en la fase de la Pre-Mudanza y decidir que va en cada armario y de qué manera.

 

 

 

 

Es una fase en la que es necesaria mucha paciencia y trabajo. Pero si la fase de la Pre-mudanza que hemos descrito anteriormente se ha hecho bien, terminaremos el trabajo pronto y de manera eficaz.

Y por favor la fase de la Post-Mudanza no se puede eternizar. Coge fuerzas y a por ello…

 

 

Puede que no tengas ni tiempo ni ganas de planificar de esta manera tu mudanza. Si sueñas con abrir la puerta de tu nuevo hogar y que esté todo colocado y ordenado, contáctame.

¡Gracias por leerme y compartir!

Laura Calleja
Selección personal doméstico
Organizadora Profesional

La formación a la empleada de hogar

Las personas que buscan trabajo como empleadas de hogar son, por regla general, extranjeras, muchas recién llegadas de sus países de origen y jóvenes que no tienen una formación, no solo de tareas domesticas sino de costumbres y normas de nuestro país. Normalmente tienen estudios básicos y la mayoría no tienen estudios superiores.

Por supuesto hay muchas candidatas que buscan trabajo en servicio doméstico que SI conocen todo o casi todo sobre costumbres españolas, cocina, orden y organización doméstica, limpieza de la casa, colada y plancha, cuidado de la ropa, tratamiento de manchas etc.. En este caso se trata de personas que llevan muchos años en nuestro país y tienen por tanto mucha experiencia en este sector o que han sido formadas normalmente por anteriores empleadoras que han dedicado tiempo y/o dinero en enseñarlas todo sobre esta profesión.

Pero lo que está claro es que la formación a la empleada de hogar sigue siendo una de las asignaturas pendientes en el sector doméstico.

¿Por qué es necesario una correcta formación a nuestra empleada de hogar?

En primer lugar, porque como hemos dicho antes normalmente vienen a España buscando trabajar y no han recibido nunca ninguna formación sobre tareas domésticas o saben lo básico. Pueden que hayan estado trabajando en casas donde no haya sido necesario que realizara algunas tareas que en nuestra casa si lo son (por ejemplo, el planchado de sabanas o de camisas de caballero o de trajes de caballero).

En segundo lugar, no podemos esperar que sean ellas las que inviertan en su formación (en cualquier otro oficio la persona se forma en lo que va a trabajar) porque sencillamente no tienen dinero para pagar dicha formación.

Y en tercer lugar porque la formación dignifica cualquier oficio y como cualquier oficio la empleada de hogar debe ser formada en el momento de su incorporación a su puesto de trabajo.

Si consideramos nuestra casa como si fuera una empresa ya que necesitamos empleados que hagan diversas tareas, la formación del trabajador debería ser a cargo de la empresa como en muchos otros puestos de trabajo.

La formación se entiende en 3 fases.

  • Teoría en la que se le explique a la empleada, normas, costumbres, pasos y organización en las tareas domésticas, conceptos básicos, productos para limpiar etc.
  • Practica. Ejecutar todas las tareas que hay que realizar practicarlas, practicarlas, practicarlas.
  • Supervisión para detectar aspectos a corregir y mejorar.

 

¿En qué aspectos hay que invertir en su formación y en cuáles no?

Muchas veces recibimos peticiones de clientes que, aun no habiendo ocurrido nada anormal, ni mucho menos grave con su empleada doméstica, deciden iniciar una búsqueda para encontrar a otra que cubran sus expectativas. A veces tienen a una persona que es muy competente en el cuidado de los niños, pero no sabe planchar o no cocina bien. Y quieren encontrar una que sea “perfecta” en todos los ámbitos.

Cuando tienes contratada una persona que cumple las expectativas más importantes como cuidado ejemplar de los niños, una relación muy buena con los niños, una actitud excelente en cuanto a comportamiento, carácter, colaboración e interés en agradar ya tienes el 80% de la persona perfecta en casa. El 20% que le falta se soluciona invirtiendo tiempo (o dinero) en formar a esa persona en aquellos aspectos que no domina. Normalmente en este caso suelo aconsejar que invierta en formación antes de decidirse a un cambio.

Por el contrario, si la persona que tienes en casa cumple tus expectativas con respecto al conocimiento de las tareas domésticas básicas como cocina, limpieza y plancha, pero es una persona cuya actitud no nos gusta (es fría con los niños, tiene un carácter difícil y/o es orgullosa y no se le puede corregir) solo tienes un 20% de la persona perfecta y lo peor no es eso, lo peor es que el 80% que le falta no se puede cambiar, por lo que la formación en su caso no es aplicable. En este caso suelo aconsejar que contrate otra persona.

Por lo tanto,

¿Qué aspectos podemos FORMAR? Aspectos técnicos y/o o de conocimiento sobre costumbre y normas: por ejemplo: la cocina, la plancha, el tratamiento de manchas, el cuidado de la ropa, el orden en los armarios y las estancias, la limpieza, la organización de las tareas, el aprovechamiento del tiempo.

¿Qué aspectos NO podemos formar? Carácter difícil, mala actitud, responsabilidad, impuntualidad, poca paciencia, mala actitud con los niños y en general con todas las personas que conviven en la casa….

 

“La aptitud se aprende, la actitud no”

 

 

Miremos la formación como una inversión y no un gasto

Después de todo esto puedes pensar: ¿Y si después de invertir mi tiempo y dinero en formarla se va? Obviamente puede pasar, pero así es la vida. Eso también pasa en las empresas y no por ello dudan en formar a sus empleados.

Si una empleada de hogar (como cualquier empleado) se siente:

Bien pagada

Bien tratada

Bien formada

Bien motivada y considerada……es muy muy difícil que se vaya. Y si a pesar de todo eso se va, piensa que seguro se hubiera ido, aunque no hubieras invertido en ella.

Si no tienes tiempo para formar a tu empleada o no dispones de los conocimientos necesarios para formarla, acude a profesionales.

Si tienes una empleada de hogar con muy buena actitud hacia el trabajo, dispuesta, responsable, amable y cariñosa, pero en algunas tareas domesticas necesita mejorar, no lo dudes llámame y te ayudare en ese “20% que le falta para ser la empleada de hogar perfecta!

 

¡Gracias por leerme y compartir!

 

 

Laura Calleja

Selección personal doméstico

Organizadora Profesional

La jornada laboral, vacaciones y permisos en los empleados domésticos.

Cada año por estas fechas son muchas las consultas que recibimos tanto por parte de los empleadores como de los empleados de hogar sobre qué días de descanso y vacaciones le corresponden. Ellos también quieren pasar las navidades con su familia y quieren conocer con qué días de descanso cuentan.

Pero antes de describir qué es lo que dice la NORMATIVA LEGAL hay que recordar que la relación Empleador-Empleado domestico es una relación especial, distinta a la relación que hay entre un empleador y un empleado en cualquier empresa aunque se rijan (obviamente) por normativas legales que hay que cumplir.

Esta relación se desarrolla en el hogar, un ámbito muy delicado, íntimo y personal, por tanto además de la normativa legal que hay que cumplir me gustaría añadir 4 aspectos que me parecen fundamentales cumplir también por AMBAS PARTES:

 

 

RESPETO

FLEXIBILIDAD

CONFIANZA

APOYO MUTUO

 

Y ahora si. Vamos a despejar estas incógnitas una a una.

La Jornada de trabajo en el servicio doméstico.

En este punto se distingue:

Tiempo de trabajo.

Es el tiempo de trabajo efectivo, que como máximo podrá ser de 40 horas semanales, sin perjuicio de los tiempos de presencia, a disposición del empleador, que pudieran acordarse entre las partes.

Tiempo de presencia.

Es el tiempo el que el trabajador está a disposición del empleador sin realizar trabajo efectivo, y que por tanto no se computa como jornada de trabajo. La duración y distribución del tiempo de presencia debe de pactarse entre el empleador y el empleado del servicio doméstico. El tiempo de presencia no podrá superar las 20 horas semanales de promedio al mes salvo que se acuerde su compensación con periodos equivalentes de descanso retribuido. Su retribución no será de cuantía inferior a la correspondiente a las horas ordinarias.

Horas extraordinarias.

Son aquellas de trabajo efectivo fuera de la jornada laboral ordinaria de trabajo. Su realización se podrá pactar entre las partes, respetando un límite máximo de 80 horas al año para un trabajador a jornada completa y la prorrata correspondiente si es a tiempo parcial. No se computaran las horas extraordinarias que hayan sido compensadas mediante descanso dentro de los cuatro meses siguientes a su realización.

 

Los descansos que tiene un empleado del hogar

Destacamos en este apartado varios tipos de descansos

Descanso entre jornadas.

Salvo acuerdo entre las partes, entre el final de una jornada y el inicio de la siguiente deberá mediar un descanso mínimo de doce horas, pudiendo reducirse a diez en el caso del empleado de hogar interno, y compensándose el resto hasta doce horas por periodos equivalente de descanso retribuido dentro de las cuatro semanas siguientes a su realización.

Descanso durante la jornada.

Las empleadas de hogar internas tendrán, por lo menos, dos horas diarias para las comidas principales, tiempo que no computará como trabajo.

 

Descanso semanal.

El descanso semanal para el empleado de servicio doméstico será de treinta y seis horas consecutivas que comprenderán, como regla general, la tarde del sábado o la mañana del lunes y el domingo completo.

Las vacaciones.

El periodo de vacaciones anuales será de 30 días naturales que podrán fraccionarse en dos o más periodos, si bien al menos uno de ellos será como mínimo de quince días consecutivos. Si no existiera acuerdo entre las partes, quince días podrán fijarse por el empleador, de acuerdo con las necesidades familiares y el resto se elegirá libremente por el empleado. Estas fechas deberán ser conocidas con dos meses de antelación al inicio de su disfrute. Durante el periodo o periodos de vacaciones, el empleado de hogar no está obligado a residir en el domicilio familiar o en lugar a donde se desplace la familia o alguno de sus miembros.

Los Permisos que tiene un empleado del hogar

El trabajador del servicio doméstico tendrá derecho a 14 días festivos al año retribuidos, así como los permisos, también retribuidos, siguientes:

  • 15 días naturales en caso de matrimonio
  • 2 días por nacimiento de hijo, fallecimiento, accidente o enfermedad grave, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad. Cuando el trabajador necesite hacer un desplazamiento por alguna de estas causas, el plazo que se deberá conceder será de 4 días.
  • 1 día por traslado de domicilio habitual
  • El tiempo necesario para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal.
  • El tiempo indispensable para la realización de exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto que deban realizarse dentro de la jornada de trabajo.

Espero haya podido aclarar vuestras dudas.

Gracias por leerme y compartir!.

 

 

Laura Calleja

Selección personal doméstico

Organizadora Profesional

Esta navidad Regala Orden en el hogar

Comienza Diciembre, el mes de la Navidad, de las reuniones familiares, de las ilusiones de los niños (y no tan niños), de la vuelta a casa etc.

Estas navidades van a ser diferentes. No nos vamos a reunir tanto y con tantas personas como lo hacíamos normalmente por estas fechas. Pero deben ser unas navidades para dar gracias por todo lo que tenemos, y aunque sea en la distancia estar más cerca que nunca de nuestra familia y amigos.

No vamos a recibir tantas visitas ni vamos a visitar tanto como otros años pero eso no significa que no podamos cumplir con una de las tradiciones más bonitas y más esperadas. REGALAR.

Por eso, en Amalva hemos pensado en un regalo distinto, práctico y original. Regalar Orden en un año cuanto menos “desorganizado”.

Hemos preparado una tarjeta personalizada para que puedas regalar aunque este año no puedas ver a esa persona querida para ti.

La Tarjeta Regalo de UNA SESION con una Organizadora Profesional.

 

¿Cómo funciona?

Tu solo tienes que decirnos el presupuesto del que dispones y nosotros te haremos llegar por correo electrónico tu tarjeta personalizada para esa persona, para que tu se la puedas enviar también de manera telemática y tener un regalo tuyo aunque no os vayáis a ver este año.

A modo de orientación, este cuadro te aclarará cuantas horas precisa la organizadora profesional de acuerdo al presupuesto elegido.

  • Sesión de 2 HORAS de Orden y Organización: 50€
  • Sesión de 3 HORAS de Orden y Organización: 70€
  • Sesión de 4 HORAS de Orden y Organización o Formación de Empleada de Hogar : 90€
  • Sesión de 5 HORAS de Orden y Organización: 120€

  • Para Orden y organización de cocinas, trasteros, garajes solicitar presupuesto.
  • Estas tarifas No Incluyen IVA .
  • No incluyen recursos de orden si fueran necesarios.
  • INCLUIDO transporte dentro de la Comunidad de Madrid

Una Organizadora Profesional no solo va a ordenar ese espacio que tiene más descuidado sino que además le va a dar pautas y tips para que ese orden se mantenga en el tiempo.

¿A quién le puede gustar este tipo de regalo?

  • A los desordenados/as
  • A los padres y madres primerizos
  • A los que se han divorciado recientemente
  • A los que se ha mudado recientemente
  • A lo que necesitan una formación para su empleada de hogar
  • O a los que simplemente ha ocurrido en su vida algún cambio vital importante que ha “desordenado” su vida y su hogar.

 

En un año “Desordenado” regala Orden al menos en el hogar. Estas navidades, Regala Armonía, Regala Paz, Regala Orden y bienestar.

 

Contacta conmigo para más información. Estaré encantada de ayudarte.

 

Gracias por leerme y compartir!!

Laura Calleja

Selección y formación Servicio Doméstico

Organizadora Profesional

 

 

¿Por qué contratar una Organizadora Profesional?

¿ Qué es una Organizadora Profesional?

Una Organizadora Profesional es una persona que siempre ha estado vinculada al orden y formada en este ámbito. Ayuda a las personas a organizar sus espacios (tanto en el hogar como en el ámbito profesional) y encontrar armonía y bienestar. Organiza espacios aprovechando los recursos disponibles pero también da pautas para que se incorporen unos hábitos de orden y organización que perduren en el tiempo.

 

Pero sigue habiendo muchas dudas en torno a esta profesión que voy a intentar aclarar. Seguramente en algún momento habrás pensado alguna de estas frases:

 

“Es un gasto que no me puedo permitir en estos momentos”

No es un gasto. Es una inversión en ti y tu familia. Es un ahorro de tiempo. Invierte unos días, interioriza un método y ahorraras mucho tiempo cada día de tu vida. También ahorraras dinero porque sabrás perfectamente que es lo que tienes y que es lo que necesitas. Además descubrirás cosas que ni sabías que tenías.

“Yo puedo hacerlo perfectamente”

Una organizadora profesional se ha formado para darte un servicio y asesoramiento profesional. Igual que llamas a un pintor, un fontanero, un electricista, un servicio de catering o de personal shopper, pide asesoramiento profesional para tener tu casa organizada y ordenada de una vez por todas. Porque no se puede saber de todo. Además admite que la realidad es que mes tras mes siguen las cosas desordenadas aunque hayas tenido tiempo para hacerlo.

“De que me sirve que una OP me ordene toda la casa si a los pocos días va a estar todo igual”

Una OP no solo ordena la casa, la organiza y aplica en cada caso concreto un método para ser puesto en práctica por cada miembro de la familia o por la persona que este responsable en hacerlo, hará que el orden, la paz y la armonía perduren en el tiempo.

 

¿Qué es lo que puede hacer por ti una OP?

  • Planificación, Organización y orden de Armarios, Garajes y trasteros, Cocinas y despensas etc..
  • Reestructuración de espacios por cambios vitales (nacimiento de un hijo, matrimonio, divorcio, fallecimiento, independencia de los hijos…)
  • Pre y post Mudanzas
  • Asesoría sobre organización y optimización de tareas domesticas ya sea a miembros de la familia o a la empleada de hogar contratada en la casa.

¿Cómo trabaja una OP?

  • Se realiza una primera entrevista para definir las necesidades de orden u organización
  • Se prepara un presupuesto, un timing y una propuesta de recursos de orden
  • Se prepara el plan de actuación
  • Se ejecuta el trabajo

 

Si te decides a probar las ventajas de contratar este servicio, o sigues teniendo dudas sobre como trabajo y que es lo que hago, contáctame y estaré encantada de ayudarte.

 

Gracias por leerme y compartir!!

Laura Calleja

Selección Servicio doméstico

Organizadora Profesional

El papel de la empleada de hogar en la vida familiar

Se muy bien lo difícil que es a veces seleccionar una buena empleada de hogar que nos ayude en las tareas domesticas pero una vez que se consigue, nos hace la vida más fácil a todos los miembros de la casa.

Y digo a todos porque esta trabajadora es una empleada del hogar no una “empleada de mama o de papa ”. Es decir todas las tareas que va a realizar las realizara para todos y cada uno de los miembros de la familia.

Últimamente por la pandemia, implantándose el teletrabajo, las cuarentenas, los niños y los adultos más en casa pensamos que la tan mencionada y ansiada conciliación no existe. Tenemos que estar atendiendo llamadas, mails, videollamadas y video-reuniones y mientras tanto estamos pensando en que vamos a poner para comer o para cenar…eso por no hablar del retraso de limpieza que tiene la casa o de la pila de ropa acumulada para planchar. Y si además tienes niños pequeños que demandan mucha atención, ya ni os cuento…. Todo esto os suena verdad?. Os suena tanto que sois muchas las que a principios de la pandemia pensasteis en prescindir de la empleada de hogar que os ayudaba con las tareas por miedo al contagio y actualmente, después de meses haciéndolo vosotras y/o todos los miembros de la familia no podéis más y decidís que necesitáis firmemente ayuda para las tareas domesticas.

Porque no. Porque no se puede llegar a todo. Porque la falta de organización en una casa (entendiendo organización por toda las tareas domesticas, la logística de las mismas, la logística de los horarios de los niños etc…) genera tensión, malhumor, stress añadido, falta de sueño, nervios, enfados, injusticias…

Entonces cual es el papel de la empleada de hogar? A mi modo de ver se fundamenta en varios aspectos.

El milagro de la ropa limpia 

Para mi esta frase es una “frase de madre” y que se refiere a la magia que se produce desde que “yo” dejo una ropa para lavar en el cesto de la ropa sucia hasta que, al cabo de un par de días, aparece esa misma prenda limpia, planchada y perfectamente colocada de nuevo en mi armario.

Esta magia también se puede traducir en “el milagro de la cena preparada y la mesa puesta” o “el milagro del baño limpio y recogido”.

Los milagros no existen y la magia no se realiza sola sino que la realiza alguien y ese alguien o eres tu (entonces ya no es tanta magia) o lo delegamos en una empleada domestica que nos ayude.

Armonía familiar y tiempo libre

Disponer de una empleada de hogar nos proporciona :

  • Armonía en la familia,
  • Tener todas las tareas al día, todo limpio, todo milagrosamente funciona.
  • Cada miembro de la familia se puede dedicar a sus obligaciones y a sus hobbies sin problemas de tiempo, y dedicar su ocio a lo que verdaderamente importa: pasar más tiempo con los tuyos en paz y armonía.

La conciliación 

La verdadera conciliación pasa por 3 opciones.

  • Madres/padres que hacen malabares a diario para llegar a todo y hacer que las cosas sucedan
  • Abuelos/abuelas que nos descargan sobre todo el cuidado y logística de la vida de los niños
  • La empleada de hogar

Los dos primeros puntos son imprescindibles si la familia no tiene presupuesto para contratar ayuda externa. Es así de injusto pero es así. El primer punto es conciliar sin morir en el intento y el segundo nos descargan de una parte importantísima para la conciliación como es el cuidado de los niños pero no siempre se puede contar con los abuelos (porque son muy mayores, porque están enfermos, porque viven lejos o porque no es conveniente ahora por la pandemia porque les podamos contagiar).

Así que, si te lo puedes permitir, recurre al punto 3 y contrata una empleada de hogar, esa maga que hará tu vida y la de los tuyos más fácil .

Gracias por leerme y compartir

Laura Calleja

Selección Servicio doméstico

Y Organizadora Profesional