Formación de las empleadas de hogar

En algunos posts anteriores hemos visto la importancia de la formación de las empleadas de hogar. Una asignatura pendiente en este sector y que en Amalva procuramos corregir día a día.

Vimos también que una empleada doméstica que tenga BUENA ACTITUD pero que no conozca bien algunos aspectos de la profesión es una empleada en la que debemos invertir y darle una formación para que pueda mejorar esos aspectos y tener así una muy buena empleada por mucho tiempo.

Pero ¿Qué aspectos son los que debemos tratar de conseguir que conozcan? En este post voy a explicar cuáles son esos aspectos que tratamos en los cursos que realizamos para empleadas de hogar

Normas de actitud y conducta.

Comenzamos con este tema porque sin una buena actitud y conducta no conseguiremos nada. Es verdad que este aspecto se tiene o no se tiene, pero basándonos en que se tenga una muy buena actitud, aquí debemos tratar aspectos que la empleada puede no cumplir solamente por puro desconocimiento. ¿De qué normas estamos hablando?

 

He aquí SOLO algunos ejemplos:

  • Tratamiento de usted a los señores
  • Normas de imagen e higiene
  • Normas sobre sinceridad, lealtad, discreción….
  • Mantener una actitud alegre y con disposición de agradar a la familia
  • Mantener una línea de dialogo abierta con los empleadores.

 

Técnicas y tips de limpieza

Limpiar todo el mundo sabe. Lo que esperamos que sepa una empleada de hogar es limpiar bien, a fondo y que conozca técnicas y trucos para hacer que esa limpieza sea más eficiente, duradera y sostenible.

Por eso en este capítulo hablamos de cómo limpiar cada estancia de la casa y qué productos utilizar en cada caso pues no es igual el producto que utilizaremos para el salón que para la cocina. Tampoco debe ser igual los trapos y/o bayetas que utilizamos para limpiar el baño que para limpiar la cocina.

Se debe explicar también que hay maneras de limpiar de manera sostenible, con productos naturales, que no tengan tanta toxicidad y que ofrecen muy buenos resultados también.

 

Orden y organización.

¿Y si además de tener una empleada de hogar que funciona en todas las tareas domésticas, pudiéramos tener una “Marie Kondo” en casa? Una persona ordenada, que sabe como sacar partido a los espacios disponibles, que utiliza recursos de almacenaje, y que se organiza muy bien de acuerdo con la jornada laboral que tenga, que no desperdicia ningún alimento porque organiza muy bien la despensa y la nevera.

Otro aspecto que podemos mejorar con la formación es la organización del trabajo de acuerdo con la jornada laboral que tiene. No paramos de recibir comentarios de clientas que si bien su empleada limpia bien, no se organiza bien en el tiempo que tiene, o es muy lenta o se “eterniza” con algunas tareas y no le da tiempo a otras importantes.

Que conozca técnicas de orden y organización también se puede conseguir.

Tratamiento de la ropa: Lavado y secado

Capitulo fundamental si no queremos “sorpresas desagradables” con nuestra blusa o jersey favorito.

Es importante que conozcan bien aspectos como programas de lavado, tipos de prendas, uso de detergente y suavizante y como tender la colada de manera eficiente que no solo cuide las prendas, sino que además facilite su planchado posterior y ahorre tiempo en esa tarea.

Además, se debe enseñar el ritual de prelavado de la ropa sobre todo de las camisas de caballero y cómo eliminar cada tipo de mancha.

También se les debe enseñar nociones básicas de costura como coser un botón, un dobladillo descosido o zurcir calcetines.

Por último, aunque no menos importante, en este apartado se les explica la importancia de no acumular colada pendiente, hacerles ver la importancia de tener la colada y por supuesto la plancha al día. Este aspecto es importante para que los señores no “echen de menos” alguna prenda que quieran ponerse ese día y no esta lista.

Plancha . Teoría y práctica.

Como continuación del anterior, aunque merece un capitulo aparte dada su importancia. De hecho, el curso de plancha es el más demandado por nuestras clientas a la hora de formar a su empleada de hogar.

Saber planchar bien es difícil. Requiere de técnica, pero sobre todo de práctica. Por eso este capitulo sobran las palabras y hay que ponerse en acción. Hay que enseñar primero nociones de como se planchan camisas y trajes de caballero, pantalones, sabanas y manteles etc.… pero luego se debe practicar mucho no solo para mejorar la técnica sino para ahorrar tiempo en esta tarea. Hay muchas casas en las que hay mucha plancha diaria y la empleada de hogar debe ser eficiente en esta tarea para que no se acumule la ropa.

Poner la mesa, servicio de mesa y recepción de invitados

Es cierto, que es un capitulo que no es requerido en la mayoría de las casas actualmente, aunque que una empleada de hogar no lo realice en una casa no significa que no sea necesario en otra en la que podría trabajar en un futuro.

La formación dignifica cualquier oficio. Es muy importante profesionalizar el sector doméstico. En los últimos años se han obtenido mejoras en las condiciones laborales y económicas de este sector. Mejoras que eran muy necesarias. Pero seguimos olvidándonos de dar a las empleadas domésticas la formación adecuada para profesionalizar su trabajo. Espero que, entre todos, deje de ser una asignatura pendiente.

¡Gracias por leerme y compartir!

Laura Calleja

Organizadora Profesional

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *