La jornada laboral, vacaciones y permisos en los empleados domésticos.

Cada año por estas fechas son muchas las consultas que recibimos tanto por parte de los empleadores como de los empleados de hogar sobre qué días de descanso y vacaciones le corresponden. Ellos también quieren pasar las navidades con su familia y quieren conocer con qué días de descanso cuentan.

Pero antes de describir qué es lo que dice la NORMATIVA LEGAL hay que recordar que la relación Empleador-Empleado domestico es una relación especial, distinta a la relación que hay entre un empleador y un empleado en cualquier empresa aunque se rijan (obviamente) por normativas legales que hay que cumplir.

Esta relación se desarrolla en el hogar, un ámbito muy delicado, íntimo y personal, por tanto además de la normativa legal que hay que cumplir me gustaría añadir 4 aspectos que me parecen fundamentales cumplir también por AMBAS PARTES:

 

 

RESPETO

FLEXIBILIDAD

CONFIANZA

APOYO MUTUO

 

Y ahora si. Vamos a despejar estas incógnitas una a una.

La Jornada de trabajo en el servicio doméstico.

En este punto se distingue:

Tiempo de trabajo.

Es el tiempo de trabajo efectivo, que como máximo podrá ser de 40 horas semanales, sin perjuicio de los tiempos de presencia, a disposición del empleador, que pudieran acordarse entre las partes.

Tiempo de presencia.

Es el tiempo el que el trabajador está a disposición del empleador sin realizar trabajo efectivo, y que por tanto no se computa como jornada de trabajo. La duración y distribución del tiempo de presencia debe de pactarse entre el empleador y el empleado del servicio doméstico. El tiempo de presencia no podrá superar las 20 horas semanales de promedio al mes salvo que se acuerde su compensación con periodos equivalentes de descanso retribuido. Su retribución no será de cuantía inferior a la correspondiente a las horas ordinarias.

Horas extraordinarias.

Son aquellas de trabajo efectivo fuera de la jornada laboral ordinaria de trabajo. Su realización se podrá pactar entre las partes, respetando un límite máximo de 80 horas al año para un trabajador a jornada completa y la prorrata correspondiente si es a tiempo parcial. No se computaran las horas extraordinarias que hayan sido compensadas mediante descanso dentro de los cuatro meses siguientes a su realización.

 

Los descansos que tiene un empleado del hogar

Destacamos en este apartado varios tipos de descansos

Descanso entre jornadas.

Salvo acuerdo entre las partes, entre el final de una jornada y el inicio de la siguiente deberá mediar un descanso mínimo de doce horas, pudiendo reducirse a diez en el caso del empleado de hogar interno, y compensándose el resto hasta doce horas por periodos equivalente de descanso retribuido dentro de las cuatro semanas siguientes a su realización.

Descanso durante la jornada.

Las empleadas de hogar internas tendrán, por lo menos, dos horas diarias para las comidas principales, tiempo que no computará como trabajo.

 

Descanso semanal.

El descanso semanal para el empleado de servicio doméstico será de treinta y seis horas consecutivas que comprenderán, como regla general, la tarde del sábado o la mañana del lunes y el domingo completo.

Las vacaciones.

El periodo de vacaciones anuales será de 30 días naturales que podrán fraccionarse en dos o más periodos, si bien al menos uno de ellos será como mínimo de quince días consecutivos. Si no existiera acuerdo entre las partes, quince días podrán fijarse por el empleador, de acuerdo con las necesidades familiares y el resto se elegirá libremente por el empleado. Estas fechas deberán ser conocidas con dos meses de antelación al inicio de su disfrute. Durante el periodo o periodos de vacaciones, el empleado de hogar no está obligado a residir en el domicilio familiar o en lugar a donde se desplace la familia o alguno de sus miembros.

Los Permisos que tiene un empleado del hogar

El trabajador del servicio doméstico tendrá derecho a 14 días festivos al año retribuidos, así como los permisos, también retribuidos, siguientes:

  • 15 días naturales en caso de matrimonio
  • 2 días por nacimiento de hijo, fallecimiento, accidente o enfermedad grave, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad. Cuando el trabajador necesite hacer un desplazamiento por alguna de estas causas, el plazo que se deberá conceder será de 4 días.
  • 1 día por traslado de domicilio habitual
  • El tiempo necesario para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal.
  • El tiempo indispensable para la realización de exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto que deban realizarse dentro de la jornada de trabajo.

Espero haya podido aclarar vuestras dudas.

Gracias por leerme y compartir!.

 

 

Laura Calleja

Selección personal doméstico

Organizadora Profesional

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *