EL DESAPEGO. ¿CÓMO APRENDER A DESHACERNOS DE LAS COSAS?

El desapego, también expresado “no-apego”, es el estado en el que una persona suprime su lazo de unión o dependencia por personas, objetos o cosas.

No os voy a hablar del desapego por las personas, eso lo dejo para los blogs de “mindfulness” . Hoy quiero hablaros de la importancia del desapego de cosas u objetos en el orden de las casas. En concreto como lograr el desapego por aquellas cosas u objetos que tenemos en casa pero que ya no te hacen falta, ni te hacen feliz pero que año tras año continúan estando allí pues decidiste el año anterior que no podías deshacerte de ellas. Y ahí siguen, ocupando un valiosísimo espacio en ese armario.

Pero ¿cómo aprender a deshacernos de las cosas?

En primer lugar, y como primer mandamiento a la hora de realizar la limpieza y orden de un armario o espacio, es SACARLO TODO. Para ordenar primero hay que crear el caos más absoluto.

En segundo lugar separa todo el contenido en 3 montones:

  •  ME LO QUEDO
  •  NO ME LO QUEDO. NO TENGO NINGUNA DUDA
  •  TENGO DUDAS SI QUEDARMELO O NO

Empieza por DESHACERTE POR AQUELLO QUE NO TE GENERA NINGUNA DUDA, bien porque ya no lo necesitas, o no te hace feliz, es decir no te produce ningún apego. Ahora pensaras que vas a conservar todo pero ya veras como cuando selecciones uno a uno cada objeto aparecerán los “sin duda”.

En cuanto a LO QUE TIENES DUDAS haz la siguiente prueba: Guárdalo en una caja y si después de un año vuelves a abrir la caja (seguro que ni te acordaras de lo que hay en esa caja guardado) y no lo has echado de menos o no te emociona o no te conmueve el hecho de verlo: DESHAZTE DE ELLO. Es en esta fase también cuando deberías abrir la caja que has guardado el año anterior con “las Dudas”.

Una vez que has decidido deshacerte de esos objetos (hablo en plural porque espero que haya sido mas de alguno …) no esperes más. No te limites a “apartarlo” del resto y arrinconarlo en la habitación. LLEVALO A UN PUNTO LIMPIO O DONALO EN ESE MISMO MOMENTO. De lo contrario, en vez de una solución al orden se convertirá en un problema añadido de desorden y acumulación en casa.

Preguntas claves que tienes que hacerte

En todo el proceso anterior hay una serie de preguntas que te ayudaran a decidir lo que se queda y lo que se va.

  • ¿Por qué guarde esto?. ¿Tiene el mismo significado ahora para mi que cuando lo guarde?
  • ¿Lo uso con frecuencia? ¿Lo volveré a usar?
  • Si mañana me mudara de casa ¿me lo llevaría?
  • ¿Me emociona verlo? ¿Me hace la vida más feliz?
  • ¿Lo he echado en falta? ¿Sabía que existía este objeto en mi casa?.

Y recuerda….

 

No hay ninguna “locura” en tirar o donar cosas. No hay nada irremediable ni dramático.

Es sano tener recuerdos (la famosa caja de los tesoros o los recuerdos que todo el mundo tiene), pero no es sano tener un “Santuario de recuerdos”

Si en estos días vas a realizar el cambio de armario, espero que estos pequeños consejos te ayuden a deshacerte de cosas que ya no aportan nada en tu vida y dejar espacio para otras que están por llegar.

Gracias por leerme y compartir!

Laura Calleja

Selección Servicio doméstico

Organizadora profesional

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *